Liderazgo Transformacional

 En otro momento hemos hablado del liderazgo en los entornos cambiantes, en donde te explicamos la importancia del liderazgo  como parte de las habilidades blandas dentro de las empresas, sin embargo, consideramos que debíamos hacer que este tema resonara, ya que en nuestro país es algo que en muchas ocasiones se deja a un lado.

Primero lo primero: LA CONGRUENCIA

Una actitud característica que impulsa el desarrollo humano es la congruencia.  Es decir, para una persona desarrollada, con liderazgo e influencia, la alineación entre lo que dice-hace y siente-piensa es condición clave: 

Que sus acciones y discurso vayan en una misma dirección, que sus comportamientos sean “plenos de sentido” (en oposición a superficiales) y que exista correspondencia entre su rol “público” y “privado”.

El compromiso de los líderes se hace evidente en lo que comunican al interior de sus organizaciones, su actuación, enfoques y prioridades.  El futuro de las organizaciones de cara a sus públicos de interés estará anclado en la transparencia, apertura, honestidad y congruencia de sus líderes, que contagien valores congruentes con su actuación y orienten a sus organizaciones por el derrotero de “buenas prácticas” de sostenibilidad, responsabilidad social, servicio, ecoeficiencia, compromiso y legalidad “todos los días”. 1

Congruencia Organizacional
¿CUÁL ES EL PROBLEMA DE MÉXICO?

De los 35 modelos de liderazgo que actualmente son reconocidos a nivel mundial, nuestro país no cuenta con un modelo de liderazgo propio que aglutine a directivos y colaboradores, bajo un principio rector que sirva de enlace entre todos los que conformamos la sociedad mexicana, esta situación en combinación con el modelo Neoliberal que México adoptó hace más de treinta años, han conducido al país a bajos índices de crecimiento económico y una polarización de la sociedad.

Así mismo el comportamiento en el índice de productividad a nivel internacional refleja un retroceso en los últimos quince años, lo cual es la suma de un bajo nivel de gestión administrativa y una aplicación de modelos de liderazgos extranjeros que no se apegan a la idiosincrasia mexicana y por lo tanto sus resultados son limitados al ser elaborados para otro tipo de sociedad, con otros valores y principios. 2

México atraviesa una crisis de liderazgo transformacional, este es de vital importancia para el desarrollo de la estructura de la empresa, para que cada trabajador se sienta inspirado y con confianza al momento de realizar su labor profesional; además algunos países de América Latina presentan un déficit de liderazgo que ocasiona deterioros en el clima organizacional, provocando el incumplimiento de los objetivos de la entidad. 3

El LIDERAZGO TRANFORMACIONAL

Las investigaciones respecto al liderazgo transformacional dejan en evidencia que las estructuras de las organizaciones no solo necesitan líderes para motivar a los individuos, también es necesario considerar a los equipos de trabajo en su conjunto. Esta aseveración deja abierta la puerta a futuras investigaciones que no solo se centren en los objetivos individuales, ya que estos deben estar alineados con una misión compartida en la gestión de los recursos humanos, en el establecimiento de un clima positivo de confianza, apoyo y coordinación de tareas, de manera tal que se pueda contribuir no solo a la productividad de la organización, sino también al bienestar psicológico de los trabajadores y equipos de trabajo.4

En concreto, el liderazgo transformacional ha sido considerado como unos de los tipos de liderazgo más adecuados para impulsar los procesos de cambio e innovación en las organizaciones. Los líderes transformacionales comunican una visión clara, inspiran al compromiso con esa visión y logran confianza y motivación de los subordinados. En consecuencia, los subordinados tienden a actuar más allá de sus propias expectativas de tal modo que fomentan la efectividad organizacional.

Los componentes principales del liderazgo transformacional son:

  1. Carisma e influencia idealizada
  2. Inspiración motivacional, lo cual implica el origen de un modelo de rol carismático y la articulación de una visión de futuro que puede ser compartida
  3. Atención a las diferencias individuales
  4. La estimulación intelectual definida como cuestionamiento de las viejas asunciones y del statu quo. 5
Liderazgo
Y ENTONCES ¿CÓMO LOGRAR UN LIDERAZGO TRANSFORMADOR?
 
  1. Empezar transformándonos a nosotros mismos: 

    Para que sea posible un liderazgo transformador, primero necesitamos transformarnos. Una vez aprendemos cómo transformarnos, podemos acompañar a otros a hacer lo mismo. El proceso de transformación comienza con el deseo de crecer, de desarrollar nuestro potencial y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Para esto necesitamos ser conscientes de qué tipo de impacto estamos generando en nuestros entornos, relaciones y resultados. Es decir, comprender cuáles son nuestras fortalezas y oportunidades de mejora; cuestionar nuestros paradigmas; empoderarnos; desarrollar nuestras habilidades; fortalecer la confianza en nosotros, en los demás y en la vida, y transformar esos aspectos que nos impiden ser quienes queremos ser y lograr lo que queremos lograr.

  2. Salir de nuestra zona conocida: En la medida en que nos empoderamos y desarrollamos nuestras habilidades, sentimos más confianza para salir de la zona conocida hacia la zona de aprendizaje. Esta confianza nos permite implementar estrategias y llevar a cabo acciones que hacen posible la transformación. Por eso, si queremos fortalecer la confianza y abrirnos al cambio, necesitamos ser conscientes de nuestras creencias, ampliar nuestra perspectiva, desafiar nuestros paradigmas y pensar fuera de la caja. Así es cómo avanzamos hacia nuestras metas y lideramos con el ejemplo. Al hacer realidad nuestra visión, nuestro propio proceso de transformación inspira a otros.

3. Compartir nuestros aprendizajes: Una vez hemos realizado nuestro propio proceso de transformación, tenemos más experiencia para ayudar a nuestros equipos a desarrollar su potencial, salir de la zona conocida, y avanzar hacia el alcance de metas significativas. Estamos mejor preparados para acompañarlos a desafiar las creencias que impiden el cambio y para encontrar posibilidades y estrategias innovadoras que contribuyan al cumplimiento de objetivos. En últimas, se trata de poner nuestros aprendizajes y talentos al servicio de la transformación de nuestros colaboradores.

4. Crear espacios para experimentar y aprender: Un liderazgo transformador es posible cuando se está en constante aprendizaje, por eso, para facilitar la transformación necesitamos convertir nuestros equipos en espacios seguros para aprender y experimentar, donde los intentos fallidos y los errores se utilizan como una fuente de información que nos indica cómo podemos mejorar y qué cambios necesitamos realizar. 

5. Liderar desde un propósito significativo: Transformar implica cambiar nuestras creencias, cambiar nuestra forma de actuar y salir de la zona conocida, lo cual muchas veces puede ser incómodo. Para que la motivación sea más fuerte que la incomodidad, necesitamos encontrar con nuestros equipos un propósito común, significativo e inspirador, que le dé sentido al proceso de transformación. 6

¿Como llegar a un liderazgo?

Finalmente, a modo de conclusión, solo resta decir que, si bien el liderazgo transformacional es un asunto pendiente en nuestro país, la responsabilidad de las organizaciones de buscar alternativas para fomentar este estilo de liderazgo es fundamental, ya que en muchas ocasiones las empresas predican y hablan tanto de una responsabilidad social, de la atención a las diferencia individuales o la estimulación intelectual en los colaboradores, y  cuando se revisa la forma en que interactúan las personas en el día a día, la realidad es completamente diferente a lo que se dice.

Es por ello por lo que, como bien lo mencionábamos al inicio de este blog, el tener esta congruencia entre el decir y hacer es sumamente valioso para el desarrollo organizacional, pero, sobre todo de los colaboradores, no como un trabajo aislado especifico de los altos mandos o del líder de cada área, si no como un trabajo en conjunto para una mejora continua de la empresa en todos sus aspectos; ver a la empresa como un ente viviente que necesita de todos sus recursos para poder sobrevivir, nos puede ayudar a tener una perspectiva del impacto del liderazgo dentro de nuestros lugares de trabajo.

Referencias:

  1. Delgado, L. (10 de marzo de 2021). El Líder congruente. Milenio. https://www.milenio.com/opinion/luis-rey-delgado-garcia/para-reflexionar/el-lider-congruente
  2. Velazquez. G, Montejo. J y Allier. J. (2015). Trascendencia del perfil del líder en la gestión y dirección de los equipos de trabajo en las organizaciones mexicanas. Octubre 14, 2021, de Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco Sitio web: https://www.redalyc.org/pdf/413/41343885009.pdf
  3. Bennets. (2007). El liderazgo transformacional y la evaluacion de programas academicos universitarios en Mexico. Educar 40.
  4. Cruz. V, Salanova. M y Martínez I. (2013). Liderazgo transformacional: investigación actual y retos futuros. Octubre 14, 2021, de Universidad del Rosario Bogotá, Colombia Sitio web: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=187229746002

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *