El Trabajo en tiempos de COVID-19

El día del trabajo es una fecha icónica dentro de nuestra sociedad, no solo por la historia y el trasfondo que conlleva, si no por todo lo que representa para toda la clase trabajadora. A más de un año del inicio del confinamiento por la pandemia por la Covid-19 las condiciones de trabajo se han modificado, es por ello que hoy te traemos una serie de preguntas para saber más acerca de esto.

¿Qué ha pasado desde entonces con los trabajadores a raíz de la pandemia?

El COVID-19 ha obligado a muchas empresas a adoptar el teletrabajo, una modalidad laboral que puede provocar situaciones de estrés y fatiga en los empleados que “no desconectan”.

Este incremento es consecuencia directa de las siguientes situaciones:

  • Muchas personas han convertido su casa en oficina, difuminándose la línea que separa el trabajo del tiempo libre.
  • La incertidumbre laboral, debido al cierre de multitud de establecimientos comerciales con motivo de la crisis.
  • La vuelta a la oficina después de meses teletrabajando.1

Sin embargo, el estrés laboral en nuestro país no es un tema nuevo, ni un tema que haya sido originado gracias a la COVID-19; de acuerdo con un estudio realizado por la firma Regus en 2017, el 75% de las personas que padecen estrés en México señala el entorno laboral como origen. Además, indica que cerca de un 40% de los empleados mexicanos padecen las consecuencias del estrés laboral; es decir, sólo en México, aproximadamente 18.4 millones de personas conviven con este tipo de estrés. El reporte señala entre las causas más comunes las

presiones por parte de los jefes y clientes -con un 36%-, seguidas de la falta de estabilidad laboral -miedo a ser despedidos, la carga excesiva de trabajo y las presiones financieras. Las pérdidas derivadas del estrés laboral se estiman en 0.3 billones de pesos mexicanos por año.2

A raíz de la pandemia estos problemas y cifras se han disparado, junto con una serie de eventos desafortunados que ha traído consigo el desequilibrio de la economía del país, tales como el desempleo y el incremento de la pobreza. Pero, el teletrabajo o también conocido como “home office” no es una novedad, lo que nos lleva a cuestionarnos lo siguiente.

¿Qué se ha hecho en el país respecto al teletrabajo?

El pasado 11 de enero del 2021 se ha publicado en el diario oficial de la federación las modificaciones que se realizaron en la ley federación del trabajo en cuanto a esta forma de trabajar en las organizaciones en las que se establece lo siguiente:

En modalidad de teletrabajo, los patrones tendrán las obligaciones especiales siguientes:

I. Proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros;

II. Recibir oportunamente el trabajo y pagar los salarios en la forma y fechas estipuladas;

III. Asumir los costos derivados del trabajo a través de la modalidad de teletrabajo, incluyendo, en su caso, el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad;

IV. Llevar registro de los insumos entregados a las personas trabajadoras bajo la modalidad de teletrabajo, en cumplimiento a las disposiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo establecidas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social;

V. Implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y datos utilizados por las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo;

VI. Respetar el derecho a la desconexión de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo al término de la jornada laboral;

VII. Inscribir a las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo al régimen obligatorio de la seguridad social, y

VIII. Establecer los mecanismos de capacitación y asesoría necesarios para garantizar la adaptación, aprendizaje y el uso adecuado de las tecnologías de la información de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo, con especial énfasis en aquellas que cambien de modalidad presencial a teletrabajo.3

El trabajo en tiempos de crisis por COVID 3

Es de suma importancia hacer valer la ley en las empresas y tener estas consideraciones ante la situación sobre todo para el cuidado de la salud mental de los trabajadores, sin embargo, desafortunadamente en muchos de los casos de las empresas mexicanas estas reglas no se llevan a cabo, esto derivado también de que muchos trabajadores no conocen las obligaciones del patrón en cuento a estos términos.

Durante la pandemia el trabajo no solo fue una de las condiciones que se modificara o incrementara en las organizaciones, si no que repercutió en poblaciones más vulnerables.

Y entonces, ¿Qué hay de los niños?                          

En México, el 7.1 % de los más de 29 millones de niños, niñas y adolescentes que tienen entre 5 y 17, lo que equivale a 2.1 millones, realizan trabajos no permitidos, como labores domésticas en condiciones no adecuadas (Módulo de Trabajo Infantil del INEGI de 2017). De ellos y ellas, 1.2 millones llevan a cabo trabajo clasificado como peligroso o con exposición a riesgos y 800 mil tienen menos de 15 años -la edad mínima de admisión al empleo según la legislación mexicana-.

Millones de niños corren el riesgo de tener que realizar trabajo infantil como consecuencia de la crisis del COVID-19, lo que podría propiciar un aumento del trabajo infantil por primera vez tras veinte años de avances, según se desprende de un nuevo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). 4

En México, en el 32,3 % de los hogares con población infantil, al menos un integrante de la familia ha perdido su empleo. Además, el 41,7 % de dichos hogares no cuenta con los recursos económicos necesarios para quedarse en casa y cumplir así con las medidas restrictivas de movilidad. 5

Las secuelas que ha dejado la pandemia son duras y complejas de resolver, fue un golpe inesperado que sin duda nos ha dejado un cumulo de aprendizajes y nuevas herramientas para enfrentar futuros contextos adversos. Este año en el que las personas están un poco más adaptadas, la solución y la creatividad en las personas es fundamental.

Trabajo infantil

Es un día del trabajo distinto, es un día del niño distinto, desalentador quizás en muchos de los casos, el incremento del estrés laboral, o la falta de condiciones para trabajar desde casa y el trabajo infantil (por mencionar algunos) son situaciones y problemas sociales que son parte de nuestro país, problemas que se deben de poner sobre la mesa en las organizaciones y sobre toto en nuestras autoridades para que se brinde una solución

Referencias

  1. Huidobro. A. (2020). Síndrome de burnout y su incremento en tiempos de pandemia. Abril 24, 2021, de SAGE Sitio web: https://www.sage.com/es-es/blog/sindrome-de-burnout-y-su-incremento-en-tiempos-de-pandemia/
  2. Colín Flores, C. (2017). Estudio exploratorio sobre la correlación del bienestar laboral con la ejecución de la estrategia. Presentación, XXII Congreso Internacional de Contaduría, Administración e Informática, Ciudad Universitaria, México disponible en: http://congreso.investiga.fca.unam.mx/docs/xxii/docs/3.02.pdf
  3. Ley Federal del trabajo art 330 B. Diario Oficial de la Federación. Ciudad de México, México. 11 de enero del 2021.
  4. UNICEF México . (2020). Según la OIT y UNICEF, millones de niños podrían verse obligados a realizar trabajo infantil como consecuencia de la COVID-19. Abril 25, 2021, de UNICEF Sitio web: https://www.unicef.org/mexico/comunicados-prensa/seg%C3%BAn-la-oit-y-unicef-millones-de-ni%C3%B1os-podr%C3%ADan-verse-obligados-realizar-trabajo
  5. Ruíz. M y Pedrós. N (05 de noviembre del 2020). Más niños y niñas trabajando, efecto colateral de la pandemia. El país. https://elpais.com/planeta-futuro/2020-11-05/mas-ninos-y-ninas-trabajando-efecto-colateral-de-la-pandemia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *